Menopausia y Sofocos

Menopausia y verano, ¿cómo sobrevivir a los sofocos?

Los ataques de sofocos durante el verano parecen incrementarse en frecuencia e intensidad. Ese enrojecimiento de aparición brusca en cuello, pecho y cabeza que se acompaña de una intensa sensación de calor corporal intenso y que tanto nos altera. Una no sabe ya ni cómo refrescarse y desearía llevar a todas partes un mini ventilador portátil para ir aireándose, sobre todo antes de saludar a los demás, esos momentos que sólo las que padecemos los molestos síntomas de la menopausia sabemos qué significan… 

¿Cuál es el origen de los famosos bochornos de la menopausia?

Pues bien, esa sensación de calor intenso que sube por el cuello y se refleja en nuestra cara no es más que el resultado de la súbita dilatación de la vasos sanguíneos producida por la reducción de estrógeno en nuestro organismo, lo que hace que la temperatura corporal se eleve repentinamente y de manera intermitente.

¿Cómo aliviar los sofocos de la menopausia?

  • Trata de mantenerte bien hidratada y beber agua en abundancia, sobre todo en esta época de calor.
  • Los expertos coinciden en que lo habitual es que los sofocos se produzcan durante la noche, por eso las duchas calientes o templadas, que no frías, antes de dormir mantienen la temperatura corporal y te ayudarán a conciliar el sueño.
  • Vístete con ropa ligera, tratando de evitar el material sintético, ya que estas prendas nos hacen sudar más y en muchas ocasiones no son transpirables.
  • Trata de realizar algo de ejercicio. Caminar, ir en bicicleta, nadar…  Está comprobado que las mujeres activas que realizan ejercicio aeróbico experimentan menor número de sofocos.
  • Practica una respiración profunda y lenta cuando comience a aparecer un sofoco. Ciertas técnicas de relajación propias del  yoga, el tai chi o la meditación pueden ser de gran ayuda.
  • Evita las comidas picantes, el alcohol y las bebidas con cafeína ya que aumentan el flujo sanguíneo que va al cerebro provocando un aumento de la temperatura.

Sofocos Menopausia

Si estos sencillos consejos no son suficientes para lidiar con los sofocos propios de esta etapa, un complemento alimenticio como FemiAvant Sol y Luna y su aporte de 15 mg de genisteína provenientes de las Isoflavonas de soja, pueden reducir el número de sofocos, especialmente en aquellas mujeres que los sufren con mayor frecuencia. La genisteína ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de los síntomas vasomotores. ¿A qué esperas para probarlo?

Persan Farma

Un comentario en “Menopausia y verano, ¿cómo sobrevivir a los sofocos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s