actividad física

Ejercicios idóneos para embarazadas

Durante el embarazo no existe evidencia científica que desaconseje, en términos generales, la práctica del ejercicio mientras tu bebé se está desarrollando. No obstante, dependerá de las condiciones específicas de cada mujer. Por ello, antes de realizar cualquier tipo de actividad física, debes consultar al especialista para que conozca el tipo de actividad que desempeñas y si es la adecuada para ti.

Si eres una mujer deportista, salvo indicación médica, no tienes porqué dejar de hacer ejercicio aunque quizás tendrás que ir adaptándolo a tu estado de gestación; En el caso de que no tengas ese hábito… ¡Nunca es tarde para empezar!

Antes de nada, debes saber que la actividad física te permitirá tener un parto más rápido. De hecho, diversos estudios han demostrado que la preparación física acelera el trabajo de parto hasta tres horas. Si estás en forma, serás capaz de hacer frente mucho mejor al esfuerzo físico que implican las contracciones, empujarás con más eficacia y te cansarás menos.

¿Qué tipo de ejercicios son RECOMENDABLES para la mujer embarazada?

#1. Caminar:

Comienza realizando 20 minutos a paso ligero, unas dos o tres veces por semana. Adopta un ritmo cómodo, no debes forzar hasta agotarte y por supuesto, no olvides llevar tu botella de agua para estar siempre bien hidratada.

#2. Natación:

Es uno de los mejores ejercicios para estar en forma durante el embarazo. Además, estar dentro del agua, da un respiro a tus articulaciones porque se reduce el peso, lo cual si estás ya en un avanzado estado de gestación lo agradecerás. Procura realizar 5 minutos de calentamiento antes de meterte en el agua y otros 5 después. Mantén siempre un ritmo moderado.

#3. Bicicleta:

Comienza a un ritmo lento para calentar durante 10 minutos; Luego, auméntalo en los siguientes 20 o 30, y más tarde ve enfriándote poco a poco bajando la intensidad del pedaleo hasta terminar el ejercicio. Siempre es importante no sobrepasar tu ritmo natural, así que olvida los excesos. Lo importante es que te sientas cómoda con el ritmo que lleves, evitando agotarte.

#4. Pilates:

Muchas mujeres sienten un refrescante vigor mental tras una sesión de Pilates especialmente  diseñada para embarazadas. Los beneficios de esta actividad son emocionales y físicos. Te enseña a equilibrar el cuerpo y la mente, fortaleciendo la densidad de los huesos y mejorando la fuerza muscular, flexibilidad, además de la postura.

Todos éstos ejercicios como comentábamos antes, han de estar supervisados por el ginecólogo/a que esté llevando tu embarazo, además del entrenador/a personal que esté controlando la actividad física que desempeñes en ese momento. No olvides nunca complementar tu actividad  física con una dieta equilibrada para llevar un embarazo saludable. Existen complementos alimenticios como PrenAvant Embarazo que te ayudarán a mejorar tu estado nutricional.

¡Sólo queda prepararnos físicamente para cuando llegue el día de dar a luz; Vamos a por ello!

Persan Farma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s