de ser mujer

Lactancia: Inconvenientes y soluciones.

Sin duda para nuestros bebés no hay alimento más completo que la leche materna. Aún así, muchas veces surgen inconvenientes a la hora de darles el pecho, sobre todo si eres una mamá primeriza y cuentas con menos experiencia. De todas formas, ¡que no cunda el pánico! ya que existen soluciones para todos y cada uno de ellos. Es por esto, que desde De Ser Mujer queremos hacerles saber cuales son las dificultades más comunes y cómo solucionarlas ¡vamos allá!

  1. Mal agarre del bebé al pezón. Normalmente suele ser el inconveniente más común. El bebé al no agarrar bien el pezón puede dar lugar a grietas en los pezones, mastitis o inflamación de la mama… Por ello para facilitarle al bebé su orientación debemos agarrarle el pezón a modo de pinza y colocárselo en la boca, apoyando su cabeza en la cara interna del codo, formando un nido en nuestros brazos.
  2. Poca o mucha leche durante la lactancia. Debido a las hormonas durante los primeros meses del nacimiento, muchas mamás producen una gran cantidad de leche. Por ello, es importante dejar pasar un tiempo para que nuestro cuerpo se adecúe a los ritmos de alimentación del bebé.
  3. Rechazo del pecho. Es posible que alguna vez nuestro bebé pueda rechazar querer tomar el pecho, esto se puede deber posiblemente a una mala experiencia debido a alguna mala postura o mal agarre del pezón. También debemos de ser muy cuidadosas con los perfumes, cremas o lociones que puedan tener un olor fuerte para el bebé o que al mezclarse con la leche pueda tener un sabor desagradable.
  4. Descompensación en los pechos. A muchas mamás les ocurre que producen más cantidad de leche materna en uno de sus pechos. Es importante no forzarles y no interrumpirles la succión para cambiar de pecho. Déjale el tiempo que el bebé necesite para vaciar el primero y ofrécele el segundo si lo reclama. Es importante que te asegures que el bebé siempre empiece las tomas por el pecho en el que se mantuvo menos en la toma anterior.
  5. Grietas o dolor en los pezones. La mala colocación del bebe o la mala succión puede provocarnos dolores. Lo primero que debemos corregir es la postura si ambos no estáis cómodos. También es ideal aplicar paños calientes sobre el pecho para facilitar que salga la leche. Es importante que cuidemos nuestra piel protegiendo las zonas doloridas con pezoneras u otros instrumentos que nos puedan ayudar a facilitar la lactancia.
  6. Mastitis. La leche materna es un caldo de cultivo ideal para los gérmenes. Para reducir el riesgo de infección es muy importante mantenerse aseada y prestar especial atención a cualquier síntoma de dolor, enrojecimiento, etc…
  7. Obstrucción de la leche materna. Ante cualquier indicio de obstrucción debemos actuar con precaución para evitar males mayores. Es ideal mantener al bebé en el pecho que está mas obstruido con la finalidad de estimularlo y conseguir que el flujo de leche mejore. En todo caso siempre ante cualquier complicación recomendamos la visita a un especialista para asegurarnos de que todo va correctamente.

Persan Farma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s